Con el fin de tener información oportuna sobre la temporada de Semana Santa, la Cámara de Comercio realizó, en asocio con gobernación, alcaldía de Armenia, Acodres y Cotelco, conteos vehiculares en algunos municipios y sondeos con empresarios de alojamientos, restaurantes, artesanías y supermercados que permitieran una evaluación preliminar antes de la tradicional publicación del Observatorio de Turismo de la Semana Mayor.

En líneas generales, es posible afirmar que el balance es bueno pero inferior al año anterior. Es así como, el 37% de los alojamientos consultados respondieron que sus ventas fueron entre muy superior, superior y buena, advirtiendo los siguientes factores como determinantes para que los resultados no fueran mejores a los registrados en 2016: clima, temor al cierre de vías y la situación económica del país. En cuanto a la ocupación hotelera, el 31,3% de los entrevistados dijo que ésta fue mayor del 80%, lo que significa un importante resultado.

Otro buen indicador lo constituyen los vehículos que ingresan a los municipios. Este conteo, realizado los días jueves, viernes y sábado, sirvió para conocer, por ejemplo, que a Pijao, Buenavista y Filandia llegaron 1.571, 1.005 y 12.830 carros respectivamente, lo que representó en su orden un aumento de 10,4%, 27,0% y 14,5% en comparación con 2016. Por su parte, a Salento ingresaron 14.071 vehículos con una disminución de 16,5%, hecho que posiblemente obedeció a los controles operativos de las autoridades de tránsito para evitar la sobresaturación de automotores. Consideración especial merece los cómputos que por primera vez hicimos para Génova y Pijao y que arrojaron 1.359 y 662 vehículos respectivamente, datos que revelan cómo los municipios de cordillera se han tornado atractivos para los visitantes.

Este panorama se complementa con las ventas de artesanías, restaurantes y supermercados que en promedio fueron calificadas como iguales o superiores a las de la Semana Santa anterior por el 86% de los empresarios indagados.

Otras consideraciones tienen que ver con fallas en el servicio de energía eléctrica a causa de las lluvias y tormentas presentadas y que dejaron sin fluido eléctrico a varias veredas con el consecuente traumatismo y disgusto que esto causa en empresarios y viajeros.

Así mismo, quedó en evidencia la necesidad de una vía alterna para Salento, solución planteada por la ruta de Palestina hacia La Nubia y que requiere de una acción coordinada y decidida por los gobiernos territoriales, congresistas y dirigencia local ante el gobierno nacional. En este mismo orden de ideas, es fundamental que la recuperación de la carretera La Tebaida - Pueblo Tapao - Montenegro y la solución al Paso Nacional no sufran contratiempos en su ejecución para que en Semana Santa de 2018 estén en pleno funcionamiento.

Por último, hoy más que nunca se observa la necesidad de tener una estrategia como la del Bureau para atraer congresos y convenciones con el fin de acrecentar el flujo de turistas durante todos los meses del año y evitar que los empresarios dependan exclusivamente de las temporadas vacacionales y puentes festivos.