El anuncio hecho por el ministerio de Comercio, Industria y Turismo el pasado 23 de abril respecto al cierre de 222 establecimientos de turismo por carecer del Registro Nacional de Turismo (RNT) abre el debate sobre el daño que causa la informalidad a esta industria, en especial en departamentos donde el turismo es una de las principales actividades económicas.


De ahí que la Cámara de Comercio apoya las brigadas por la legalidad que el gobierno adelanta contra aquellos que insisten en ofrecer servicios de agencias de viajes, empresas de transportes, establecimiento de alojamiento y hospedaje, establecimientos de gastronomía, guías de turismo, oficina de representación turística, operadores profesionales de congresos y parques temáticos sin el RNT, práctica que representa un alto riesgo para el visitante que incautamente compra sin reparar que nadie le responderá por la calidad de los servicios ni tampoco podrá hacer valer sus derechos como consumidor.

Recordemos que la ilegalidad es una práctica de competencia desleal con las empresas que sí pagan impuestos, prestan sus servicios en arreglo a las normas de calidad y seguridad establecidas y contratan personal cumpliendo con la normatividad laboral, única forma de fortalecer la industria, consolidar el destino Quindío y generar confianza y credibilidad entre los viajeros nacionales y extranjeros para que vengan al departamento.

Un aspecto que merece especial atención de parte de las autoridades, corresponde a la oferta de habitaciones para hospedaje a tarifas inferiores de las de la hotelería formal y que se hace a través de aplicaciones tecnológicas. Con frecuencia nos llegan denuncias de particulares que alquilan apartamentos y habitaciones utilizando plataformas de economías asociativas en las que anuncian inmuebles que no cumplen con la reglamentación que rige para este servicio, no pagan impuestos, generan empleos informales y causan conflicto con los residentes de los edificios donde están ubicados. Si bien no podemos cerrarnos al uso de la tecnología para conectar la oferta de los establecimientos hoteleros con los clientes, esta se debe hacer de manera legal y en igualdad de condiciones para no causar competencia desleal y riesgos al visitante.

En cuanto a los prestadores de servicios turísticos que tienen la calidad de formales por estar inscritos, a la fecha, en el RNT en el departamento del Quindío, se encuentran: 903 registros de prestadores actualizados; 69 registros inscritos durante 2017; y 107 registros devueltos por causas como la falta de firma en la declaración de primera parte, diferencia en la actividad económica en el Registro Mercantil y el Registro Nacional de Turismo y diferencia en el nombre y la dirección en la declaración de primera parte y el Registro Mercantil. También se hallan 169 registros suspendidos, los cuales se podrán reactivar mediante solicitud para realizar su posterior actualización, y 100 registros cancelados por voluntad del empresario.