La NO verificación de los códigos que aparecen en cada certificado emitido por nuestra entidad, ha facilitado la falsificación, suplantación y/o entrega de información desactualizada que NO corresponde a la oficial. Cada código es único y debe ser validado siempre por la entidad quien recibe los certificados. 



La Cámara de Comercio de Armenia y del Quindío, enciende las alarmas ante la presencia de certificados falsos que le facilitan a inescrupulosos el uso inapropiado de la documentación poniendo en riesgo a los empresarios.

La NO verificación de los códigos que aparecen en todos los certificados emitidos por la Cámara de Comercio, tales como: Existencia y representación legal (sociedades y entidades sin ánimo), Registro Único de Proponentes y Matrícula mercantil (personas naturales y establecimientos de comercio), facilita el uso indebido de los mismos para fines fraudulentos entre los que se incluye la entrega de información desactualizada o lo que es peor, suplantaciones.

Los códigos se convierte entonces en la única herramienta que permite validar la autenticidad del documento, de esta manera se previene el uso de documentos falsos o con información desactualizada que usualmente es remitida a través de fotocopias con códigos de validación vencidos o ya verificados por un tercero.

Entidades más susceptibles a la recepción de certificados falsos: 

  Financieras

  Cooperativas

  Compañías de seguros

  Alcaldías – áreas jurídicas

  DIAN

  Gobernación

Queda bajo la responsabilidad de la entidad ante la que se presente el documento, la descarga, verificación, validación y constatación de que la información contenida en el certificado electrónico corresponde al expedido por la Cámara de Comercio.