Desde el pasado 7 de julio el Quindío cuenta con su Plan Integral de Gestión del Cambio Climático Territorial (Pigcct) a 2030, instrumento de planificación que se elaboró en 2016 por iniciativa del ministerio del Ambiente y Desarrollo Sostenible en el marco del Plan Nacional de Desarrollo 2014–2018, Todos por un Nuevo País, y de los compromisos que Colombia adquirió en la última Cumbre de Cambio Climático (COP21) realizada en París en 2015.

 

Fue así como el ministerio impulsó la formulación de seis planes departamentales de cambio climático priorizados dentro de la Política Nacional en este campo, contratando para el Quindío a la Corporación Ambiental Empresarial, Caem, filial de la Cámara de Comercio de Bogotá, y a la firma E3, Ecología, Economía y Ética para que orientaran dicha formulación, proceso que culminó con la entrega final del documento luego de numerosas reuniones y talleres con grupos de interés que participaron activamente.

 

El documento contiene una valiosa información para entender la evolución del clima local y cómo las emisiones de gases efecto invernadero por sectores y el deterioro causado a nuestros ecosistemas volvieron vulnerable el territorio a los efectos de la variabilidad climática, los cuales tienen que ver con: seguridad alimentaria, recurso hídrico, biodiversidad y servicios ecosistémicos, hábitat humano, salud e infraestructura. Para enfrentar esto, se proponen estrategias de adaptación y mitigación al cambio climático que incluyen cuatro Ejes estratégicos (Recurso hídrico y ecosistemas, Sectores productivos y de servicios, Ciudad y desarrollo y Salud ambiental) y tres estrategias para fortalecer las capacidades regionales (Educación, formación y sensibilización, Ciencia, tecnología e innovación y Fortalecimiento de los instrumentos de ordenamiento y planificación territorial), además de una estrategia de implementación con el arreglo institucional necesario y la financiación de las acciones propuestas.

 

En cuanto al arreglo institucional, el gobierno departamental, siguiendo los lineamientos de la política nacional, expidió la resolución 2525 del 7 de diciembre de 2016 por medio de la cual crea el Comité Institucional de Cambio Climático en el Quindío con el fin de “establecer formalmente un espacio para la interacción institucional que permita la toma de decisiones conjuntas enmarcadas en la visión futura de un departamento resiliente a los efectos del cambio climático, la variabilidad climática y con crecimiento bajo en carbono”, vinculando al comité, que preside el gobernador, a 16 instituciones públicas, privadas y académicas.

 

Tenemos entonces un gran desafío y una enorme responsabilidad con la presente y futuras generaciones. Contamos con dos valiosos instrumentos, uno de planificación y otro normativo, que servirán para orientar la gestión y articular a las instituciones y actores involucrados. Así que estamos atentos a que en el menor tiempo posible se convoque al comité y empecemos a trabajar de forma integrada con base en el Pigcct teniendo como mira mantener nuestro medio ambiente sano, conservar escenarios tan importantes como el Paisaje Cultural Cafetero y contribuir con nuestra cuota a combatir el cambio climático del planeta.