El aeropuerto El Edén ha sido vital para Armenia y el Quindío. Sin él no se hubiera podido posicionar al departamento como destino turístico ni aprovechar la declaración del Paisaje Cultural Cafetero como Patrimonio de la Humanidad.


Esto nos impulsó a mirar con preocupación que la ruta Armenia - Bogotá solo es atendida por Avianca, aerolínea que dispuso en la temporada de diciembre tres frecuencias diarias con 450 sillas, cifra insuficiente para el alto volumen de pasajeros que en temporada de final e inicio de año se desplazan para su descanso y vacaciones al Quindío.

Esta situación se torna más alarmante aún si consideramos que durante el primer semestre del año en curso Avianca operó con siete frecuencias diarias a Bogotá que representaron una oferta de 640 sillas, frecuencias que a noviembre disminuyó a cuatro vuelos con 518 sillas, a pesar de tener una ocupación del 90%. De ahí que sea insuficiente y altamente riesgoso enfrentar la temporada de diciembre con tres frecuencias por día y 450 sillas, situación que traerá consigo un negativo impacto para los empresarios de hoteles, parques temáticos, alojamientos, restaurantes, transportadores, y para todos aquellos que venden servicios turísticos.

Siempre hemos reconocido la importancia de contar con aerolíneas como Avianca volando por El Edén con conexiones a todas las ciudades del país y a destinos internacionales, lo que hace posible que muchos viajeros lleguen a nuestro departamento. Pero también somos conscientes de los beneficios que traería el que otras aerolíneas ofrezcan sus servicios en nuestro aeropuerto como lo hicieron en el pasado Aces, LAN, Satena y EasyFly, de forma que los pasajeros que lo utilizan tengan la opción de diferentes horarios y tarifas.

La situación motivó que la cámara de comercio el pasado 7 de diciembre enviara un comunicado al presidente de Avianca, Hernán Rincón Lema, para exponerle, en nombre de los empresarios del Quindío, lo que representa para nuestro turismo que en la temporada de final de año disminuya la oferta de vuelos, así como el incremento en el valor de los tiquetes aéreos, lo cual podría desestimular la llegada de visitantes al Quindío con el consecuente efecto para la economía de un departamento que acusa altos índices de desempleo y que le apuesta decididamente al turismo.

Igual petición realizó el Comité Intergremial del Quindío que se pronunció ante la aerolínea en defensa de los intereses del departamento, por lo que esperamos una pronta y favorable respuesta del presidente de Avianca para tranquilidad de empresarios y turistas.