Desde los noventa el Quindío se consolidó como uno de los principales destinos de turismo rural en el país, que a su vez atrae un creciente número de turistas extranjeros cautivados por conocer sus atractivos. Esto hizo que la Cámara de Comercio de Armenia y del Quindío de tiempo atrás se enfocara en el fortalecimiento de la competitividad de las empresas del turismo mediante la asesoría y acompañamiento a los empresarios, el impulso a la innovación, el fomento de los eventos emblemáticos de cada municipio, la promoción del destino y la publicación del observatorio de turismo con estadísticas que muestran la evolución del sector y la percepción y grado de satisfacción de quienes nos visitan.


Continuando con esta labor, se convocó a una reunión el pasado 15 de enero a empresarios de parques temáticos, alojamientos urbanos y rurales, guías turísticos, restaurantes, agencias de viajes, operadores, gremios y representantes del gobierno departamental, administraciones municipales, policía de turismo y empresas de servicios públicos con el fin de evaluar la temporada de fin de año, que tuvo que soportar las dificultades originadas en la significativa reducción de vuelos por el aeropuerto El Edén de parte de Avianca y los atascos para atravesar La Línea, hechos que afectaron la llegada de turistas. A esto se suma la informalidad empresarial que se sigue presentando pese a los esfuerzos realizados, la deficiente señalización e información turística y la precariedad de nuestra red vial, en especial la que comunica a municipios como Salento.

En la reunión se acordó conformar una mesa técnica que tendrá como propósito hacer seguimiento a la evolución del sector, prever problemáticas, realizar planteamientos positivos y gestionar acciones encaminadas a organizar y fortalecer el turismo en el Quindío. La mesa cuenta con una secretaría técnica en cabeza de la Cámara de Comercio y quedó integrada por representantes de Cotelco y empresarios de alojamientos urbanos y rurales; Anato y empresarios de agencias de viajes y operadoras de turismo; Acodrés y empresarios de restaurantes; además de empresarios del transporte, parques temáticos y recorridos temáticos, y guías de turismo.

Se hizo énfasis en: primero, la informalidad por parte de establecimientos que no pagan impuestos, contratan personal de forma ilegal y operan sin Registro Nacional de Turismo y Normas Técnicas Sectoriales; segundo, la urgencia de infraestructura vial necesaria para garantizar la movilidad por el departamento; y tercero, la baja oferta de sillas y vuelos que tiene El Edén que encarece los pasajes y dificulta la llegada de viajeros. Adicionalmente, se ocupará de lo relacionado con la promoción en procura que el destino sea más visible nacional e internacionalmente.

En la reunión hubo consenso en torno a invitar a representantes de la gobernación, alcaldías, Dian, Fontur y Policía de Turismo a que hagan parte de esta instancia con el fin de coordinar acciones con las autoridades encargadas del sector.