La visita al departamento del presidente de la República, Juan Manuel Santos, el miércoles 7 de marzo para la primera de la cinco reuniones que se harán, en igual número de regiones, de la agenda de ‘La Revolución de la Infraestructura’, servirá para que el primer mandatario, en compañía del ministro del Transporte y los directores de entidades como la ANI, Invías y Aerocivil, entreguen un balance de las inversiones que en materia de obras civiles hizo el gobierno en Antioquia, Caldas, Risaralda, Quindío, Tolima, Cauca y Valle del Cauca.

Es el momento para que gobernantes locales y dirigentes gremiales hagamos énfasis, como departamento anfitrión, en los proyectos fundamentales para la región y el país que tienen asiento en el Quindío. Hay que poner sobre la mesa las obras que están en ejecución y que deben ser terminadas por el actual gobierno por ser su compromiso con los quindianos. De igual forma, es menester hacer claridad sobre los proyectos por realizar que deben quedar como prioritarios para que el próximo gobierno los impulse.

La reunión debe servir para revalidar el acuerdo hecho en enero último entre los sectores público y privado del departamento con el ministro Germán Cardona respecto a la inversión de 66.000 millones de pesos que se adelanta en el aeropuerto El Edén y la gestión de la adición por 54.000 millones para el mejoramiento de la pista, para lo cual se integraría una mesa técnica con participación de la ANI, gobernación del Quindío, alcaldía de Armenia, cámara de comercio y Comité Intergremial que se encargue de evaluar el alcance de las obras pendientes para el desarrollo de El Edén de acuerdo con su plan maestro. Igualmente, también se acordó tramitar para la región ante el ministerio de Haciendo una partida adicional de 35.000 millones con destino a la culminación de la doble calzada Armenia – Club Campestre; así como la terminación del mejoramiento vial entre La Tebaida y Pueblo Tapao y el paso a desnivel en Montenegro.

Así como no puede faltar lo relacionado con la culminación de la doble calzada Cajamarca – Calarcá y el túnel de La Línea, proyectos que no dan más espera, también es esencial que planteemos la necesidad de iniciar, en el menor tiempo posible, la construcción del segundo túnel de La Línea.

De otra parte, dos proyectos que no se verán en el presente gobierno, pero que requiere el compromiso del próximo presidente para la mejorar la logística de transporte en el Quindío y el centro del país, son la doble calzada Calarcá – La Paila y la recuperación y modernización del transporte ferroviario entre La Tebaida y Buenaventura con un nuevo trazado sobre la cordillera Occidental, proyectos vitales para viabilizar la construcción de la plataforma logística de carga para contenedores en el Quindío que optimizaría el transporte intermodal entre Bogotá y el puerto sobre el Pacífico. 

Estas son obras de infraestructura en las que debemos insistir ante el presidente Santos en la agenda de ‘La Revolución de la Infraestructura’.