La V Subasta de Cafés Especiales y VI Concurso a la Calidad del Café, desarrollados en el marco de la feria Expo Eje Café, fueron dignos eventos de celebración de la fiesta nacional de este producto insignia de la región, escenario donde la estrategia clúster demostró que la unión hace la fuerza y que con los años el posicionamiento de estos escenarios toma mayor interés entre los productores, quienes son los principales beneficiados, recibiendo interesantes sobreprecios para sus lotes y además tienen la posibilidad de iniciar relaciones comerciales en el largo plazo con compradores con los que difícilmente entablarían conversaciones sino fuera por estos espacios.


Este año, el clúster decidió integrar la subasta, que inicialmente era un evento de la cámara de comercio, y el concurso a la calidad, que es liderado por el comité de cafeteros. Es así como en esta versión, la gobernación del departamento, el Sena, la alcaldía de Armenia, la cooperativa de caficultores, todos actores del clúster de Cafés especiales del Quindío, se sumaron a este certamen que logró la participación de 178 productores con sus respectivos lotes, superando el número de la versión 2017, que llegó a los 80. Un resultado que seguramente se dio producto de esta gran alianza que busca aumentar la rentabilidad del sector. 

Y es que hoy, una arroba de café convencional tiene un precio promedio de $74.050, no obstante, en el marco de la subasta, el lote de café premium mejor pagado procedente de Pijao, alcanzó un sobreprecio de venta de $175.000 por arroba, es decir, 80% más de rentabilidad para el caficultor y proporcionalmente mayor calidad para el comprador. Es aquí donde decimos que sin lugar a dudas, estamos haciendo las cosas bien. 

El clúster ahora enfoca sus esfuerzos, desde la academia y sus investigaciones, el gobierno local y sus recursos, el comité y la cooperativa con sus técnicas de producción, la cámara de comercio con sus estrategias de comercialización y el Sena con su formación, a la producción de esos cafés que llamamos diferenciados o especiales, un producto atractivo para mercados locales e internacionales, que promete aumentar los niveles de exportación y los ingresos de los actores de esta cadena productiva integrada por productores, tostadores, exportadores y ahora tiendas de cafés especializadas, las cuales se convierten en escenarios de experiencias turísticas alrededor de una buena taza de café. 

Así pues, con la subasta y el concurso, este fin de semana logramos conectar de manera directa la oferta con la demanda, el abrazo fuerte entre el comprador y el caficultor, quien recibía el sobreprecio, representaron además de lazos comerciales, lazos emocionales. 

Café Jesus Martín, el comprador del mejor café, no dudó en llevar a toda su familia para decirle a este caficultor: gracias por cultivar calidad, mientras éste le respondía gracias por comprar mi café, un ejemplo vivo de fortalecimiento de la economía local, en el cual los compradores quinidianos no tienen que buscar en otras regiones Cafés premium. Pero hay que pensar más allá, Eje Expo café, una excelente feria organizada por Café La Morelia la cual recibió todo el respaldo del Clúster, y que además de la oferta, ofreció campeonatos de barismo, catacion, tostión y aeropresso, puede ser el evento que posicione al Quindío como foco nacional de producción del mejor café, que convoque la llegada de mayor número de turistas para que además de apreciar este producto en todas sus variedades, conozcan el destino, su potencial de inversión, y su oferta turística creciente alrededor de la cultura cafetera. Felicitaciones a los organizadores.