IMPORTANTE NÚMERO DE SOCIEDADES COMERCIALES Y ENTIDADES SIN ÁNIMO DE LUCRO AÚN NO LIQUIDAN O CANCELAN SU REGISTRO MERCANTIL, EXPONIÉNDOSE A SANCIONES

- Son Más de 5.000 entidades entre sociedades y entidades sin ánimo de lucro que aún no culminado debidamente este proceso

- Dentro de las consecuencias principales se encuentra la continuidad en obligaciones del pago de impuestos ante las autoridades tributarias

- La invitación es a que los socios, accionistas, representantes legales, revisor fiscal o liquidador, acudan ante la Cámara de Comercio para culminar el proceso y determinar su situación 

Actualmente en el registro que lleva la Cámara de Comercio de Armenia y del Quindío, son muchas las sociedades comerciales y entidades sin ánimo de lucro que se encuentran disueltas y en estado de liquidación sin que a la fecha hayan culminado su proceso a fin de liquidar efectivamente la entidad y cancelar su registro para que desaparezca definitivamente del mundo jurídico. Entre otros aspectos, dicho estado implica que:

  • Las entidades se enfrenten a sanciones dado que siguen sujetas a pagos de impuestos y tributación
  • Mientras la entidad no haya sido efectivamente liquidada y cancelado su registro en Cámara, continua existiendo y siendo responsable por todas su obligaciones tributarias frente a entidades como la DIAN e Industria y Comercio del municipio respectivo.
  • De igual forma le asiste obligaciones respecto de los establecimientos de comercio que figuran matriculados a su nombre frente al registro.

EL PROCESO:

  • La DISOLUCIÓN es el acto jurídico a través del cual una entidad sociedad suspende el desarrollo de su actividad social y entra en el proceso para finiquitar su operación y llegar a la liquidación final. La disolución puede originarse en diferentes causales de origen legal o por las causales previstas en sus estatutos.
  • Por su parte, la LIQUIDACIÓN es la etapa siguiente a la disolución de la sociedad, en la cual se procede a la cancelación de todos los pasivos de la entidad y a la repartición de los posibles remanentes (este aspecto no aplica en el caso de las entidades sin ánimo de lucro donde el remanente no puede ser distribuido entre los asociados), decretándose en esta etapa la liquidación de la entidad, para lo cual debe allegarse al registro el acta final de liquidación para que la Cámara inscriba esta decisión y proceda a cancelar la matrícula o inscripción de la entidad. Solo hasta ese momento, la entidad deja de existir en el mundo jurídico y cesan sus derechos u obligaciones legales.
LA SOLUCIÓN

Por lo anterior, es importante que quienes hacen parte de una persona jurídica disuelta y en estado de liquidación en calidad de socios, accionistas, representantes legales, revisor fiscal o liquidador, acudan ante la Cámara de Comercio con el fin de determinar si desean proceder con la liquidación de la entidad o por el contrario prefieren adelantar un trámite de reactivación de la misma si su intención es continuar desarrollando su objeto social. Las personas podrán comunicarse también al 7412300 ext 114 o consultar su estado en www.camaraarmenia.org.co