COMUNICADO A LA OPINIÓN PÚBLICA


La Cámara de Comercio de Armenia y del Quindío, tal y como lo viene expresando en los últimos días, insiste en la necesidad de articular todos los esfuerzos para propiciar el mejor ambiente para los negocios durante la temporada decembrina. Sin duda, la medida del pico y placa debe ser revalidada si se tiene en cuenta los impactos contraproducentes que pueden representar para los miles de turistas que se desplazan hasta el departamento, las instituciones debemos ser aliados de aquellos quienes dinamizan la economía de la región y de los empresarios quienes desarrollan estrategias para atraer a propios y visitantes. 
 
Este año vimos cómo en la temporada de Semana Santa, el levantamiento de la medida del pico y placa no generó mayores traumatismos a la ciudad, y si bien hoy la congestión que vive la ciudad, está dada por la ejecución de obras, esto no amerita desfavorecer la actividad comercial y turística en los días de mayor afluencia de público, y menos aún generar sanciones a aquellos quienes visitan el destino buscando pasar una temporada vacacional. 
 
En esta medida y en nombre de los empresarios del departamento solicitamos que la administración evalúe dichas restricciones y priorice sus planes de contingencia con las obras que adelanta actualmente, aumentando el pie de fuerza y respaldando con medidas estrictas la actividad comercial formal del departamento.