En la Cámara de Comercio de Armenia y del Quindío y en Parquesoft Quindío, creemos en los sueños de los emprendedores quindianos.

Gyffu fue creado por emprendedores de Armenia, Quindío. Se enfoca en la privacidad del usuario.

 

Sebastián Henao, de 25 años, y Darwin Tusarma, de 29, eran estudiantes de ingeniería de sistemas en la Universidad de Quindío, Armenia, cuando soñaron con crear un buscador. Los tildaron de locos, de soñadores. "Nos dijeron que en Colombia era imposible, que aquí faltaba educación para eso", cuenta Henao en entrevista con Tecnósfera. 

Mas ellos no se rindieron. Henao y Tusarma se concentraron en encontrar un camino para lograr su sueño e hicieron caso omiso de los escépticos. La búsqueda de una solución que resultara menos costosa derivó en Gyffu, un motor de búsqueda con una particularidad: no indexa.

Indexar, en el mundo de la tecnología, refiere a agregar páginas web a los resultados de un buscador. Google lo hace. Los resultados arrojados por esta plataforma se basan en las páginas web almacenadas en los hangares de servidores de la compañía.

Indexar resulta costoso cuando se habla de centenares de millones de páginas y los creadores de Gyffu no contaban con tantos recursos. La necesidad obró como catalizadora de la genialidad y crearon un algoritmo capaz de analizar el contenido de las páginas web en tiempo real. De ese modo, prescinden de la necesidad de indexar.

"El algoritmo lee el código de las páginas en tiempo real y toman referencias clave para efectuar la jerarquización de los resultados de búsqueda", afirma Tusarma.

Gyffu se encuentra en fase beta. El algoritmo aún está aprendiendo con base en las búsquedas de los usuarios. Ello aún repercute, de forma negativa, en la precisión de los resultados.

Henao y Tusarma conformaron equipo con otros cuatro colombianos para finiquitar el emprendimiento: Juan Pablo Ramírez, de 27 años; Paula Martínez, de 29; Óscar Arango, de 30; y Carlos Ariza, de 28. Llevan trabajando, desde hace dos años y medio, en Gyffu.


El equipo de trabajo de Gyffu. El segundo de derecha a izquierda es Sebastián Henao, 
director ejecutivo de la firma. Imagen cortesía de Gyffu.


Búsquedas anónimas y el futuro

Se encuentra en línea desde hace seis meses. Ya cuentan con 45.000 usuarios. Fueron nominados a los Premios Colombia en Línea y a los Premios Portafolio.

Otro aspecto que destaca a Gyffu es que las búsquedas son anónimas. No se almacena información referente a los hábitos de consulta de los usuarios. Tampoco despliega publicidad acorde con los intereses de los mismos. 

Para el futuro preparan novedades. En este momento, trabajan en una herramienta que sea capaz de generar resultados de búsqueda en forma de documento, de ensayo o de infografía, entre otros formatos.

Esta herramienta empezará a funcionar a partir de comienzos del próximo año y utilizará inteligencia artificial y técnicas de web semántica. Se llamará Gyffusion.

 

En 2015, también incluirán un motor de búsqueda de imágenes y videos. "Queremos que el despliegue de los contenidos gráficos sea atractivo, diferente", asegura Henao.

El proyecto arrancó con una inyección económica de 200.000 dólares aportada por Parquesoft. Ahora trabajan en una alianza con Linux para que todas las distribuciones de este sistema operativo utilicen Gyffu como su motor de búsqueda por defecto.

En procura de una rápida expansión, también quieren promover el uso de Gyffu en China. "Hicimos pruebas en ese país y el buscador logró una gran acogida. Recordemos que Google se encuentra bloqueado allá", contó Henao y agregó: "Nuestro plan es expandirnos por todo el mundo. Queremos llevar la empresa a Silicon Valley y recibir una inversión allá".


¿Cómo van a monetizar el proyecto?

Si Gyffu no muestra publicidad en los resultados de búsqueda, surge una gran pregunta, ¿cómo van a ganar dinero?

Una opción es que las empresas paguen para aparecer en el logo del buscador (como si de un Doodle de Google se tratase). Por ejemplo, si el espacio lo compra Avianca, el búho de Gyffu se vestiría de los colores de la aerolínea. "Hay alrededor de 30 empresas interesadas en aportar por medio de este modelo", afirma Henao.

Otra opción que ofrecerán será la venta de recuerdos personalizables.


Tres consejos para emprendedores, por los creadores de Gyffu

1. "Cuando tenga una idea, antes de empezar a desarrollarla, antes de empezar a escribir código, pregúntele al usuario si eso es lo que quiere, lo que le interesa".

2. "Las barreras siempre están en la mente. Hay que seguir luchando -por el emprendimiento- a pesar de los inconvenientes".

3. "Si le dicen que está loco, va por buen camino. Eso significa que hay que pensar diferente, hay que salirse del molde". 


Fuente Oficial:
EL TIEMPO

ÉDGAR MEDINA
Redacción Tecnófera
@EdgarMed